red ib

 UNIVERSOS VIRTUALES __ NUEVAS CARTOGRAFIAS __ PANOPTICOS __ NETWORKING   
¿Cómo medir lo intangible? ¿Cómo dibujar lo inconstante? ¿Cómo trazar fronteras dónde no hay sino flujos en movimiento hacia direcciones impredecibles? ¿Cómo trazar una cartografía sin norte ni sur? ¿Cómo hablar de centro y periferia? La globalización supone, llevada al extremo, la desaparición del viaje. La inutilidad de desplazarse a un lugar que es igual al propio. La ausencia de lo “otro” o lo desconocido.
Como contracara o como resistencia a esa incesante fuerza desterritorializante del código, es que se plantean las piezas que conforman esta sección. Son propuestas de "nuevos cartógrafos" que, sin necesidad de desplazamiento alguno, organizan y manipulan laberínticas fuentes de información, dándole sentido a lo inadvertido, creando relaciones donde sólo veíamos accidentes o construyendo significación dónde sólo había ruido.

 

Brian Mackern | XTCS - TEMPORAL DE SANTA ROSA
Website. Instalación. 2002.

Enlace original: http://34s56w.org/xtcs/
Enlace NETescopio: http://netescopio.meiac.es/obra.php?id=82

Si nos quedáramos lo suficientemente quietos, nos daríamos cuenta de que todo lo demás se mueve y nos convertiríamos en testigos de viajes ajenos. Como quien mira en el puerto la llegada de un barco, una migración de pájaros o una tormenta que se aproxima.
Ciertas regularidades que encontramos en la naturaleza nos hacen pensar que hay en ella mensajes ocultos. Como los erráticos recorridos que hacen las nubes. Pero cuando se trata de traducir lo natural al lenguaje humano más que leer el mensaje lo que debemos hacer es decodificar el "ruido": el mensaje es la interferencia.
En su obra XTCS, Brian Mackern registró la interferencia eléctrica (radioestática) ocasionada por la proximidad/presencia del temporal de Santa Rosa en diversas radiofrecuencias. Las grabaciones fueron realizadas en Montevideo, Uruguay.
Esta tormenta, que se repite regularmente en las proximidades del 30 de agosto, día de Santa Rosa, en Sudamérica y en especial en el Río de la Plata, parece remarcar la propensión a los "ciclos" en la naturaleza. Fenómeno cíclico que interfiere los ciclos de las frecuencias de radio, los ciclos del sonido, dejando a su paso esta interferencia convertida en una cartografía temporal y efímera.

Mario Santamaría | COLLAGE CITY
Aplicación online. 2011.

Enlace original: http://www.mariosantamaria.net/work-collage-city.html
Enlace en NETescopio: http://netescopio.meiac.es/obra.php?id=212

En este trabajo, Santamaría nos propone una experiencia de vídeo en tiempo real en la que a través de varias páginas, podemos visualizar distintos mosaicos de imágenes provenientes de cámaras de seguridad de muy diferentes puntos del globo.
El collage remite, en líneas generales, a la yuxtaposición de signos de diferente origen, y por lo tanto, a espacios y tiempos diferentes. En este sentido, la ciudad misma podría considerarse un ejemplo de collage: historias paralelas yuxtapuestas, relatos e ideologías, hábitos sociales y modas, todo en capas superpuestas, indiferentes o en conflicto entre sí.
En este caso, los múltiples ojos maquínicos diseminados por todo el globo, generan una cartografía de espacios que se solapan, se amontonan y si bien no llegan a fundirse -cada imagen conserva el límite del cuadro- sí logran conformar una narrativa unificada, producto de la suma de los signos que percibimos en nuestra pantalla. Narrativa permanente,  interminable y automática, tanto que, como máquina significante autónoma, sin necesidad de intervención humana, sigue funcionando, indiferente, aunque nadie la mire.

Christian Oyarzún | FLAG
Sketch de Processing. Vídeo. 2008

Enlace original: http://www.error404.cl/flag/index.htm
Enlace en NETescopio: http://netescopio.meiac.es/obra.php?id=213

Flag es un sketch de processing que Oyarzún ha utilizado para sesiones de visuales que giraban sobre temática como  las banderas, las fronteras, la globalización y el territorio. La bandera, tanto como arma de guerra o como seña de identidad, es sobre todo un modo de etiquetar, de clasificar. Una taxonomía, una marca, que separa lo igual de lo diferente.
Lo digital funciona nuevamente como un elemento deconstructivo. Los colores en el ámbito digital -RGB- son la resultante de una combinación de luces en diferentes proporciones y, por lo tanto, son efímeros, inestables, cambiantes. En esta obra, vemos un escenario en el cual las banderas se mezclan gracias al efecto erosivo del código, se activa la circulación de flujos,  se permite el contacto de los opuestos y se crean nuevas conexiones de sentido transnacionales.

Iván Abreu | SIMILITUDE (NATIONAL ANTHEMS MX-US)
Software art. 2011.

Enlace original: http://www.ivanabreu.net/#works/artworks/similitud
Enlace en NETescopio: http://netescopio.meiac.es/obra.php?id=214

Si advertimos que el mapa no es el territorio, debemos recordar que tampoco lo es su bandera ni su canción patria. Ambas pertenecen al abanico de abstracciones con las que nos valemos para manejarnos dentro de conceptos tan complejos como el de nación o país. Para esta pieza, Abreu toma el material sonoro de los himnos de México y de EE.UU.  y los procesa a través de un software que él ha desarrollado, comparándolos y obteniendo como resultado de sus similitudes y diferencias, una pieza sonora y otra visual.
Mediante esta operación, Abreu logra por un lado hacernos reflexionar sobre los límites y las fronteras territoriales -esto pertenece a aquí y esto otro a allá- y por otro, desactivar orgullos marciales y demás atavismos característicos de los himnos nacionales, convirtiendo la fusión de melodías en un remix inofensivo, una composición (post)romántica con aires de decadencia y melancolía.

Kim Asendorf | STOLEN PIXELS
Net art. 2010.

Enlace original: http://kimasendorf.com/100000000/
Enlace en NETescopio: http://netescopio.meiac.es/obra.php?id=215

La cara -o la geografía- visible de la web son sus páginas: es aquello que vemos en la pantalla. Su "piel" -su relieve- está formado por pixeles (a diferencia de su código fuente que permanecerá oculto). Asendorf hace uso del mismo dispositivo del que se vale Google Maps para presentarnos un mapa arbitrario de la web. Aunque no menos arbitrario que cualquier otra cartografía de Internet. Para ello parte de un "robo" -según sus propias palabras- de algo que en realidad no puede ser poseído, ya sea por inmaterial, por reproducible, o por no tener valor alguno: durante nueve días puso a un web crawler a recorrer la web recolectando áreas de 10 x 10 pixeles hasta completar un millón. Organizó luego esos pixeles para poder ser navegado espacialmente, tal como hacemos con el mapa de Google.
Esta representación cartográfica, crea una discontinuidad maquínica propia de lo digital. Un modelo de fragmentación de la información que ocurre por ejemplo en nuestro disco duro, en el que se van yuxtaponiendo datos cuya vecindad no responde a ningún tipo de narrativa o lógica de lectura lineal. Lo digital no respeta esa linealidad porque, a diferencia de los hábitos de lectura humanos, no la necesita.

Rachel Rosalen y Rafael Marchetti | TERRITORIOS
Instalación e intervención. Urban site specific. 2007.

Enlace original: http://02d1c3b.netsolhost.com/2334s4639w/
Enlace en NETescopio: http://netescopio.meiac.es/obra.php?id=216

El proyecto Territorios consistió en una instalación -y previa intervención- con el propósito de dar visibilidad a algunas redes que por lo general, permanecen invisibles. Focalizados en la avenida Paulista en Sao Paulo, uno de los principales centros financieros de Brasil, Rosalen y Marchetti tejieron una serie de estrategias para recolectar datos, mapear y cartografiar diferentes variables en un entorno urbano en el que podemos encontrar veintidós helipuertos, más de cuarenta antenas de telecomunicación, el flujo de un millón y medio de personas, cien mil vehículos y cien helicópteros por día.
Estos datos físicos son la huella del flujo financiero que no podremos medir con los sensores colocados en la zona por los artistas. La virtualidad de esas transacciones, hacen que sean aún menos visibles que las estelas de los helicópteros que se esfuman en el cielo paulista luego de trasladar a los ejecutivos de torre en torre, sin pisar siquiera el suelo.
Con todos estos datos recolectados, Rosalen y Marchetti plantearon una instalación en la que utilizaron un gran número de proyectores y espejos. La propuesta no buscaba un propósito cartográfico, sino más bien poner en evidencia la intensidad de estos flujos. No pretendía ser una simple visualización de datos sino una experiencia inmersiva dentro del frenesí maquínico de de uno de los principales nodos de la economía americana.

Eduardo Navas | NET ART WORLD 1.0
Net art. Time specific. 2003.

Enlace original: http://www.navasse.net/netartworld/
Enlace en NETescopio: http://netescopio.meiac.es/obra.php?id=217

Tal como lo describe su autor, Net Art World es una obra "time specific". Es curioso pensar que es en lo único que puede ser "specific" una obra digital al carecer de lugar en el "espacio". El proyecto parte de un aparente intento de mapear la producción de los artistas dedicados al net art en el año 2003. Para ello utilizará distintas fuentes entre las que encontramos: The World Factbook 2002, The World Flag Database,  el buscador de imágenes de Google y un listado de artistas realizado por el crítico Reinhold Grethe..
El resultado es un collage en nuestra pantalla en el que compartirán espacio un artista, una bandera, un mapa e imágenes de un país, cada uno elegido de forma aleatoria sin relación alguna entre ellos. La pieza funciona como una máquina generadora de sentidos, colocando al mundo del net art y al propio artista dentro de su propia lógica  de fragmentación y contrasentido y a la vez cuestionando las diferentes estrategias de catalogación, de clasificación y de construcción de canon artístico.

Santiago Echeverry | WORLD
Vídeo interactivo. 2006.

Enlace original: http://santi.tv/world.html

Podemos llegar a comparar a un banco de datos con nuestra propia memoria. Al menos podemos pensar que a ella accedemos de forma aleatoria del mismo modo que el sistema accede a los datos en su memoria (random-access memory). Se llama acceso aleatorio porque no es un acceso lineal, ya que los registros se acumulan uno al lado del otro sin que haya una relación entre ellos. Y salvo que hagamos una tarea de interpretación del inconsciente, tampoco sabemos por qué llegan de lo profundo de nuestra memoria, algunos recuerdos y no otros. El (video)artista Echeverry parece querer trabajar con esta metáfora de la imagen electrónica como reservorio de un inconsciente -tal vez colectivo-. Ha capturado miles de fragmentos de vídeo a las que accedemos - interactiva pero aleatoriamente - y que nos aparecen yuxtapuestos en forma de mosaico en nuestra pantalla. Estos destellos de luz sobre un fondo negro, nos evocan recuerdos que pueden ser propios o ajenos, distantes o cercanos, íntimos o perturbadores. Flashes que se potencian por acumulación, componiendo una cartografía de experiencias de vida capturadas por un ojo mecánico.

Rogelio López Cuenca | MAPA DE MÉXICO
Website. 2010.

Enlace original: http://www.mapademexico.org/
Enlace en NETescopio: http://netescopio.meiac.es/obra.php?id=189

En la ciudad de México, tal vez más que en muchas otras ciudades, conviven confusamente imbricadas las distintas capas históricas y las diferentes narraciones que se han impuesto unas por sobre otras. Toda ciudad, con sus nombres de calles y plazas perpetúa, cual miniatura fractal, a otros espacios del propio país y del mundo, a fechas y epopeyas lejanas y, fundamentalmente, a los modos dominantes de entender la realidad propios de esa sociedad. Este monumento legado por las sucesivas victorias de las autoridades de turno, sufre por cierto un desgaste simbólico cotidiano, una resignificación y una reingeniería de sus espacios. Sobre estos ejes, Rogelio López Cuenca, nos ofrece su particular cartografía que como el propio artista nos advierte "es un manual de desorientación ciudadana para viajeros y lectores en casa, una altergeografía elaborada en el taller No/w/here: Cuidad de México, dirigido por Rogelio López Cuenca en el Centro Cultural de España en México durante 2010, año del Bicentenario de la Independencia de México y Centenario de la Revolución."

Etoy | TIME ZONE
Net art. 1998. (La obra está desarrollada en JAVA, por lo que no es posible verla con los navegadores posteriores a 2016)

Enlace original: http://timezone.etoy.com/
Enlace en NETescopio: http://netescopio.meiac.es/obra.php?id=228

Si el universo digital puede abandonar las coordenadas espaciales centradas en el elemento humano -su percepción, los cambios en su entorno vital- también puede replantearse su forma de medir el tiempo. El sol no se pone en la web, no hay días ni noches. Sin embargo, en los procesos digitales el tiempo es una variable fundamental, aunque no necesariamente medible con los mismos parámetros.
Una de las posibles formas de medición es la propuesta por Etoy, tomando como unidades los milisegundos de la medición en UNIX. Este sistema regirá todas las acciones de este grupo de artistas austríacos. Esto motiva por ejemplo que dentro de la "zona de tiempo Etoy", sus agentes sean 1,5 veces más jóvenes que en el mundo real. Un "minuto" equivale  a 1000 segundos UNIX, por lo que un "día", tendrá 16 horas más que en el formato humano. Un patrón -el de la persona humana- que cada vez más irá perdiendo preponderancia, dejando en evidencia que avanzamos decididamente hacia el Internet de las cosas.