ARCO' 04
El Museo Inmaterial

Desarrollado para el MEIAC por el teórico y crítico de arte Antonio Cerveira Pinto, el concepto del museo inmaterial (Wi-Fi Museum) resulta en apariencia muy sencillo: conectado en paralelo con el museo físico y sus exposiciones, se monta y se desarrolla un sistema orgánico (bio-computacional) de información, comunicación y creación interactiva, basado en un avanzado esquema de interoperatividad tecnológica, respaldado por protocolos de red y seguridad inalámbrica de banda ancha (Wi-Fi + Hot Spots + web + UMTS).

En el caso del MEIAC, la implementación de la red inalámbrica multifuncional de alta fidelidad y banda ancha que requiere la puesta en funcionamiento de ese museo virtual se considera una necesidad derivada del complejo marco----- y se concibe como una opción estratégicamente adecuada para adaptar el modelo histórico de museo a las experiencias museológicas que ya demanda el siglo XXI. En el próximo futuro ese proceso de cambio deberá estar acompañado de una reforma arquitectónica en los jardines del MEIAC a fin de conseguir su más completa integración en la ciudad y convocar a que un público más amplio disfrute del generoso espacio que lo rodea.

El esquema teórico para la expansión “inmaterial” del concepto museológico y para imaginar el futuro tratamiento de los espacios exteriores del MEIAC se presentaron, en el contexto de la feria de ARCO, en un stand de planta rectangular cuyo centro ocupaba un banco-mostrador "fuente para el diálogo" (diseñado por el arquitecto portugués Carlos Sant’Ana), que a modo de una hipotética arquitectura de exterior debía sugerir un espacio pensado para la convivencia, el descanso y la reflexión.

Los enunciados ideológicos de la propuesta se mostraban en un mural situado al fondo, mientras que en su entorno podía verse también el trabajo de una serie de artistas cuyas obras estan relacionadas con las hipótesis de los museos de futuro. Como las formalizaciones electrónicas de André Sier, los diseños para pantallas de teléfonos móviles creadas por Antonio Carvalho y Christian Montenegro, el trabajo biológico de Marta de Menezes, hecho a partir del ADN de las mariposas, o la cartografía del arte electrónico iberoamericano que propone el uruguayo Brian Mackern, en su Netart Latino Database.